viernes, 18 de mayo de 2007

(Des)información a la carta

Se dice que en sus principios los periódicos se concentraban más en opiniones que en hechos, que eran pura propaganda de quién los publicaba y que poco a poco se fueron convirtiendo en algo más neutro y plural. Por otra parte, se ha hablado mucho de cómo los blogs o el "periodismo ciudadano" están restando terreno y credibilidad a los medios tradicionales, que son las voces de sus amos. Éstos responden que son los blogs los que carecen de credibilidad, que resultan meras colecciones de opiniones infundadas y enlaces a periódicos serios. Lo cierto es que los periódicos de siempre se están adaptando cada vez más a esta nueva realidad, no les queda más remedio si quieren sobrevivir.

Así, la gente normal (que no somos expertos en casi ninguna materia y no tenemos mucho tiempo) podemos formarnos una opinión fundada, en teoría. Podemos contrastar una información en 5 periódicos a la vez, y luego en blogs de todos los colores, Indymedias, Wikipedias y toda la pesca (pestañas de FireFox: gracias) para evitar que nos manipulen. Pero todos, todos, tienen sus intereses y sus sesgo. Vemos ángulos tan opuestos que todo se vuelve relativo: todos reclaman tener la autoridad y todos la pierden en una marabunta de dimes y diretes de suma cero. Y al final nos quedamos en las mismas. Es como la existencia de Dios, al final tienes que decidir con las tripas más que con el cerebro. Una cosa sacamos en limpio: todos mienten de alguna manera.

3 comentarios:

Brevedades dijo...

te unes al carro reivindicativo, ej?

raflinsky dijo...

la verdad es que no reivindico, constato un hecho y una frustración :'(.

sociopatico dijo...

Vamos a ver... nadie miente, pues cada uno defiende su verdad. Y la verdad no es algo único ni objetivo.

A mí me joder ver cómo periódicos como El País piden contribuciones de la gente que estuvo implicada en tal o cual suceso... están copiando a Rebelión, Indymedia y La Haine...