miércoles, 23 de mayo de 2007

Realia, ¿un castañazo bursatil o una oportunidad para resarcirnos del "desastroc"?

Los inversores españoles tienen estos días la posibilidad de acudir a la OPV de Realia, otra inmobiliaria que comenzará a cotizar el próximo 6 de junio. La inmobiliaria flotará el 50% de las acciones, mientras que el resto estará controlado al 50% por FCC y Caja Madrid.

La expectativa y lo que se juega la economía española es mucho. Si cuando Realia comience a cotizar consigue subir (aunque sea levemente) y mantener dicha cotización significará que el cáncer Astroc ha sido un tumor aislado que no ha corrompido las expectativas y marcha de la economía española. De lo contrario, podríamos estar ante el comienzo de una debacle pesimista motivada por la misma piedra angular de la economía española en los últimos quince años: el ladrillo.

Si entramos en detalles, vemos que Realia sale con un PER de casi el 14, un poco más bajo que el de Riofisa y Renta Corporación, pero aún bastante elevado. De hecho mi percepción es que FCC y CajaMadrid quieren sacar tajada de Realia cuanto antes y de ahí que se hayan apresurado a colocarla en un momento en que aunque el ladrillo ha bajado, aún está por las nubes, sobretodo porque la bolsa ha acogido mucho dinero en los últimos meses dado que el inversor ha preferido desviar sus ahorros a la bolsa en vez de a los pisos, dado que estos últimos no estaban subiendo tanto.

Entonces, ¿por qué invertir en Realia? La única buena razón es para evitar un mayor descalabro de la bolsa en caso de que la operación Realia sea un fracaso estrepitoso, de ahí que anime a aquellos que se han forrado vendiendo piso a que ahora acoquinen con las circunstancias y salven el parqué. A parte de eso, a no ser que FCC y CajaMadrid alimenten artificialmente la cotización los primeros días a modo especulativo, no creo que a largo plazo constituya una buena inversión, sobretodo sabiendo que Realia tiene promociones en marcha con 7000 viviendas por vender.

1 comentario:

raflinsky dijo...

Curiosa reflexión para un día de máximos en el Ibex (15223,90).

Yo ya no sé qué creer de nada. Desde luego, no invertiría en una constructora residencial. Y creo que en piso tampoco... estoy pensando en cancelar la cuenta vivienda y hacerme nómada pa toa la vida.